top of page

Los 13 mejores momentos en la ficción

Y entonces, hermanos, tuve que hundirme en el sueño para escapar de la horrible y perversa impresión de que recibir un golpe era mejor que darlo. Si ese veco no se hubiese ido, yo tal vez le habría ofrecido la otra mejilla.




En seguida, la nota por parte de Xataka:




17 visualizaciones

Comments


bottom of page