top of page

Utilizamos las obras que publicamos como andamiaje sobre el cual edificamos actividades lúdicas que fungen como herramientas de introducción a la lectura y, de esta forma, crear una expectativa positiva y fomentar el desarrollo del hábito lector.

 

Es por ello que son amenas, divertidas y didácticas para permitir que la imaginación se desarrolle y disfrute en mayor grado de las obras literarias en sus manos.

Así, la experiencia está dirigida a niños y jóvenes, con actividades seleccionadas para cumplir con las necesidades de cada público, por separado.  

El acompañamiento para la lectura esta conformado por las siguientes actividades que generan una expectativa positiva respecto a los textos y fomentan el desarrollo del hábito lector.

Las Actividades

Acercamiento con los autores

El conocer a los autores es una actividad enriquecedora, para ambos, ya que cada uno posee una individual e irrepetible manera de ver la vida y de comunicarla. Además, la posibilidad de una convivencia fomenta la confianza en los lectores, los anima a leer las obras y a poner atención en la manera en la que el autor ve el mundo.

 

Nuestros autores tienen dos encuentros con los lectores, generando un acercamiento ameno y lúdico.

 

En el primero, el autor habla acerca la experiencia de escribir el texto, de dónde surgió la idea de la historia.

 

En el segundo, el autor convivirá con los lectores y responderá las  preguntas que éstos tengan.

Cuentacuentos

Actividad lúdica y entretenida en la que el narrador cuenta la historia de una manera directa, haciéndolos partícipes, contribuyendo enormemente a que los niños puedan imaginar la historia.

Es una actividad que estimula una comunicación afectiva entre niños y adultos, sumergiendo a todos los involucrados en la historia, conectando con ella, lo que la convierte en una actividad adecuada para crear el interés de los niños en la lectura, estimulando su pensamiento lógico y su memoria.

Lecturas conjuntas

Consiste en leer en voz alta un libro entre los participantes de y el director de la sesión. 

Es una actividad muy útil, ya que, cuando una persona le lee a otra en voz alta, se trate de un niño o de un adulto, sus cerebros se sincronizan. Así, el contador de la historia y el oyente experimentan la misma actividad cerebral y liberan exactamente los mismos neuroquímicos.

Leer en voz alta, como explica el presidente de Entrelibros, también tiene un valor social y ético (6):

 “…La lectura en voz alta puede ser una actividad hospitalaria, confortante, alentadora. Frente a la lectura solitaria y aislada. La lectura en voz alta es una forma de encuentro, de convocatoria. La lectura en voz alta requiere la presencia de otros, crea comunidad. Y eso produce placer. Por eso, el verbo que venimos utilizando para nuestra actividad es con leer.”

Talleres

Los talleres son eventos amenos, divertidos y didácticos de introducción a la lectura para crear una expectativa positiva del texto para fomentar el desarrollo del hábito lector.

Uno de los objetivos principales es plantear una forma diferente de leer, para que los lectores lo hagan de manera voluntaria y comprendan lo que leen, lo disfruten de la mejor manera y además mediten obteniendo una enseñanza para su crecimiento personal.

bottom of page